jueves, 1 de mayo de 2008

Amparo (Monólogo teatral)

Tuve la suerte de nacer en una familia grande. Así todos nos preocupamos por todos y nos apoyamos en las buenas y en las malas. Mis hermanas por ejemplo, no sé que harían si yo no les estuviera atrás, resolviéndoles la vida.
La menor, Magui. Ayer nomás estuve en su casa. Está recién separada. El marido (el ex) finalmente se le fue con la secretaria. Pero yo se lo venía advirtiendo. Hace años. Cada vez que lo veía me daba cuenta de esa mirada rara que tienen los que esconden cosas. Cuando le hablaba en los cumpleaños, o donde fuere... se hacía el sordo. Así, como autista. Yo nunca me hubiera casado con un hombre así: antipático, tan poco caballero... incapaz de abrirte la puerta del auto para que te subas…por lo menos a mí. Desde que eran novios yo le advertí que no me gustaba nada.
Y... aquí se ven las consecuencias.
Como la de la esquina. Después de soportar 20 años al marido, un día se le fue y no volvió más.
Y también... ella se dejó estar... engordó como 15 kilos. En un invierno me acuerdo que se convirtió en una ballena. Yo le llevé más de 8 dietas diferentes pero como no tiene fuerza de voluntad... las personas sin voluntad nunca llegan a ninguna parte. Y ahora está tomando sicofármacos. Esa no encuentra otro tipo nunca más. Aunque podría presentarle a Hugo, un colega del estudio. Gordo también el pobre, y viudo. Mirá, mejor, la mujer era tan pesada, hablaba todo el día. Y dicen que le gustaba tirar la plata en el casino. Yo creo que se sacó un peso de encima. En una de esas enganchan... El muy galán no es. Para decir la verdad es un horror. Pero para ella... que no tiene idea de como vestirse y anda con ese pelo, con las raíces todas crecidas... a lo mejor se complementan.
El que está regio es mi hermano. Es el mayor, claro, en eso salió favorecido. Mamá era más joven cuando lo crió, entonces le pudo dedicar más y mejor tiempo. Y eso se nota. Es super exitoso, tan seguro, tan varonil. Lo que no sé es por qué todavía no tiene hijos. La mujer, ¿qué está esperando, que llueva? Ya va a pisar los 35... ya empiezan los riesgos, las complicaciones... yo no entiendo como las mujeres no se dan cuenta de que la vida se les pasa, que tienen que estar atentas... no se puede andar perdiendo el tiempo.
En realidad mirá, no sé que es peor. Porque mi otra hermana, la que me sigue a mí, no sé si es que tiene ese complejo de ser la del medio, que nunca va ni para adelante ni para atrás. Los dos hijos se le metieron en drogas. ¿Y ella qué hace? Nada... los manda al sicólogo. ¿Pero dónde se vio? Yo si son míos: chau internet, chau salidas nocturnas, chau a las malas juntas. Quietitos en casa hasta que se reformen. Ella porque les dio mucha libertad. Me cansé de decírselo, toda la vida. Los nenes comían lo que querían, dormían cuando querían... así ¿cómo van a salir normales? Y no me extrañaría que el más grande, fuera rarito. Tiene unos modos, y unos prendedores en la cara... sin hablar de la música que escucha, que parece que la cantara Satanás. Yo he intentado hablar con ellos. Con los dos. No es fácil, porque están en esa edad maldita, pero dentro de unos años ya se van a acordar de lo que les decía la tía, de cuanta razón tenía. Pobres madres las que parieron varones. Toda una vida desviviéndose por ellos, para que un día te cierren la puerta en la cara y no puedas ni preguntarles donde van.
Por suerte yo tengo una nena. Nena…ya tiene 23. Vive en España, se está ganando la vida allá, con el novio.
A mí por supuesto no me gustaba nada que se fueran y menos sin casarse. Pero claro, la madre de él, es de esas... libertina. Lo que pasa es que es divorciada: a la caza y a la pesca de lo que aparezca. Lo que quería era que el hijo se las tome, a donde sea con tal de quedar libre. Cuatro novios tuvo desde que la conozco. Todos con cama adentro. Incluso el último le pagaba viajes. Ella siempre llorando que no tenía un peso, pero se la pasaba en Florianópolis, o en Buenos Aires con el tipo ese. Algunas personas no tienen para lo que no les conviene. Y con esa excusa, de que no podía con las cuentas, lo embaló al nene para que se fuera a España. Y Sole que es tan recta y fiel no lo iba a dejar solo. Lo acompañó. Sino estarían acá. Estudiando y terminando la facultad, como es debido. Yo de todos modos los apoyé. Les ayudé a conseguir donde quedarse y los contacté con gente que les podía dar trabajo. Porque yo tengo esa tendencia. Ayudar a los demás. Por eso tengo tantas amistades y buenos vecinos.
Hoy es mi cumpleaños. 46. Por ahora no recibí llamadas. Pero todavía faltan 3 horas para la media noche. Seguro que Sole se acuerda y me llama... y en una de esas me cae alguien. Invité a las 17:30. Pero la gente es tan impuntual acá... puro termo y mate... así está el país. Y en realidad todo el mundo está con tantos problemas…
Igual no importa. Más vale sola que mal acompañada. Hasta en los cumpleaños.
Menos mugre para limpiar.

5 comentarios:

Le Santi dijo...

Querida Vachi:
Es excelente este monólogo.
Esta entrada no merece estar sin comentarios. No digo visitas, porque muchos pasan sin comentar.
Digo esta entrada y digo las otras.
Es muy muy bueno lo tuyo. Asi que si me das permiso y si no me das también, voy a poner un vínculo en mi blog.
Esta entrada estoy seguro que le encantará a Rossana (la del cristal), que desarrolla actividad teatral a nivel de secundaria y siempre está buscando ideas. No, no te preocupes, nunca usaría un texto sin hablar con el autor y pedirle permiso.

Vachi Gutierrez dijo...

Permiso concedido acompañado de agradecimiento gigante.Te escribí largo y tendido al respecto en el tuyo.

Yasmina [ Viento Resonante] dijo...

Hola, el monologo es tuyo?.. Me gusto, me gustaría pedirte permiso para utilizarlo...

Saludos

Amaranta G. dijo...

Hola, espero que esté muy bien. Me gustaría hacer uso de su monólogo para una puesta en escena (es mi examen final de arte dramático) y personalmente, me encanta este texto.
Le agradecería demasiado poder contar con su autorización. De antemano, gracias.

Anónimo dijo...

ese texto no es un monologo dramático
el monologo dramatico trata de un personaje que invente otro le da vos y vida y lo que usted escribio no fue asi lo siento pero eso no es un monologo