sábado, 29 de septiembre de 2018

Pero no

Tus ojos
ardiendo 
no voy 
a negarlo,
descolocan.

Pero no 
ya no
volveré
atrás.

Es tarde
dí mucho
no alcanzó
acepté
está bien
soy otra
y me gusta.


jueves, 27 de septiembre de 2018

Paréntesis

Me mata la foto con sueño
y fósforo muerto que duerme al revès
Qué hermoso es saberse culpable 
de algo tan lindo
y secreto 
a la vez.

Claro es, que acercarme no puedo.

Pero si confesar 
que lo observo de lejos
y gozando en silencio 
grito
que no he visto jamas
belleza tan grande 
ni sublimes paréntesis
como los que me regala usted.





jueves, 20 de septiembre de 2018

No me sufras

No me sufras corazón
Que ahora me cuesta cuidarte
Tengo sueños que cambiar
No estoy en ninguna parte
Me derrito con tu voz
Casi siempre empiezo a amarte
Pero no quiero pedir
Lo que yo no puedo darte.


domingo, 16 de septiembre de 2018

Perdòn


Tan tan lindo en tu esencia y presencia muero con vos, pero no puedo ahora y entonces pido uno y mil perdones por no tener mucho más para ofrecer. Tal vez mañana seamos otros y entonces quién sabe.

viernes, 19 de agosto de 2016

El peor viaje

Eras de mis personas preferidas en el mundo. Y por alguna razòn (que aùn no comprendo), te esmeraste en quebrarme el cristal de los lentes a travès de los cuales te veìa. Entonces ya nada fue lo mismo porque ahora veo una realidad, que me es por completo ajena y extraña.

jueves, 16 de agosto de 2012

EL SASTRE

(El actor va de traje. Sale de una puerta, con un mannequin, se para frente al pùblico.)

Hay cosas que no se deciden. Vienen al mundo con nosotros. Corren por nuestras venas.
 Se maman desde el vientre materno, se van impregnando poro a poro cuando por primera vez nos tiembla el torso al llorar, y continúan perfeccionándose cada día de nuestra vida.
Otro hubiese sido el destino, el arte, de quien nace casi colgado de un trapecio, o es expulsado al mundo en el cuarto contiguo a un salón colmado de lienzos en blanco y olor a agua ras.

Me escondía todas las mañanas de lunes a domingo atrás de la cortina bordeaux y a propósito y demoraba en salir cuando papá decía “¡Centímetro!”. No quería aparecer enseguida para poder disfrutarlo un poco más. Capturar esos instantes de complicidad y confianza entre quien explica lo que quiere, la transformación con la que sueña, y las sonrisas de quien imagina la magia que podrá aplicar sobre ese cuerpo aún a medio vestir. Porque ese momento sagrado acepta sólo a esos dos. El que habla, y el que escucha. El que desea, el que expresa, y el que recibe ese código de imágenes y lo comienza a soñar con la mirada, el alma, con sus jugos. Cada palabra se vuelve tejido, cada movimiento corre a tomar vuelo hacia el mundo de los sentidos. El roce que tendrá cada milésima de hilo. La caída. Los pliegues. Pasarán de ser nada, simples pensamientos, para convertirse en los más íntimos testigos de cada ìnfima acción de quien los lleve puestos. Y cuando otro aparece, súbitamente ataca la realidad. Siete de sisa, cuarenta de largo, cuello veintitrés ¡Letra más clara!
Nunca comprendí por qué papá dejaba invadir su privacidad.

Cuando empecé no llegaba a pasar el muslo del modelo, aunque me parara en la banqueta. En general yo tenía que estar adelante con la libreta y él medía desde atrás. Yo siempre supe que no iba a necesitar ayudantes. Ni siquiera cuando el cliente es demasiado joven, o inquieto. El trabajo siempre queda mejor cuando el proceso es a solas. Las palabras surgen de estos labios, las anotaciones son mías, el que mide soy yo. Las pruebas son más reconfortantes para todos si nadie las presencia. Todos los detalles me pertenecen. Nosotros somos los protagonistas. Las estrellas del juego, los árbitros de todo el proceso: el que viene en busca de mi ayuda, y lo que sólo yo, puedo brindarle. Nuestro único testigo es el espejo, que termina siempre ardiendo en gritos y aplausos, reflejando secretamente el triunfo final.

martes, 26 de abril de 2011

10 minutos reuniòn de mesa

Apuntes sensaciones e impresiones de la reuniòn de hoy:

- La obra si bien està pensada para espacios no convencionales, podemos adaptarla para teatros perfectamente (confirmado por los 3).

En mi opiniòn y de acuerdo con lo que voy entendiendo en el devenir de cada ensayo, puedo decir que La pieza no es una comedia absurda, sino una comedia con toques surrealistas, ya que deambula por el inconsciente de los personajes; hay teatro dentro del teatro, y desde la direcciòn hay un claro y profundo interès por jugar mucho con el "tiempo extraño" y el desdoblamiento que se da por parte de los personajes en estas escapadas al subconsciente.


- Conclusiòn del dìa a raiz del estudio de los personajes en sintonìa con mi observaciòn personal sobre el mundo y la vida real:

"Toda mujer calma y socialmente correcta alberga dentro a una desquiciada" Sino el mundo serìa imposible. No me lo creerìa.